Belleza: ¿Tienes piel grasosa? Evita estos alimentos

Evita consumir alimentos altos en grasa, sal y azúcares. Sigue estos consejos.

Si tu piel es grasosa debes cuidar tu alimentación.

Si tu piel es grasosa debes cuidar tu alimentación.

Te presentamos 10 alimentos que debes evitar si tienes una piel grasosa. Es importante que cuides mucho tu alimentación así como tu rutina de belleza.

Carnes grasas. Las carnes que debemos limitar al máximo, especialmente cuando tenemos la piel grasa, son las carnes rojas como la de pato, cerdo y cordero.

Platos picantes. Abusar de los condimentos o picantes si tu objetivo es reducir los granitos. Los alimentos demasiado picantes dilatan los vasos sanguíneos generando que la piel se inflame.

Menos sal. Patatas fritas, aperitivos y cualquier plato con grandes cantidades de sodio debemos evitarlos. El sodio aumenta la tensión arterial y también hace que retengamos líquidos. Enriquece tus platos con hierbas, como el romero, jengibre, albahaca, tomillo y orégano. Verás cómo ganan en sabor, pero también aumentará su poder antioxidante y antiinflamatorio.

Harinas. Reducir el consumo de alimentos elaborados con harinas refinadas, ya que provocan una subida del azúcar en sangre e inflamación. Esto significa que pizzas, pastas, bollería y pan blanco, mejor comerlos de forma ocasional.

Adiós a las mantequillas. Ni los aceites calentados ni la mantequilla favorecen el buen estado de tu piel. Lo que sí te conviene es el aceite de oliva virgen extra en crudo.

El azúcar en exceso no ayuda. Un alimento que solo aporta calorías vacías y que favorece la aparición y desarrollo de numerosos problemas para la salud en general y para la piel grasa, en particular, son los azúcares simples.

Embutidos y carnes procesadas. Los sulfitos y otras sustancias conservantes con las que se elaboran los productos industriales como las salchichas, el tocino y los embutidos producen inflamación en la piel, enrojecimiento y falta de luminosidad.

Cuidado con las frituras. No solo conviene evitar toda clase de frituras, también los alimentos muy tostados. Cuando se chamusca el alimento surgen los hidrocarburos contaminantes que afectan al colágeno de la piel y aceleran su envejecimiento.

No lácteos. En general los lácteos no se recomiendan para pieles grasas, excepto los que contienen probióticos como el yogur natural orgánico.

Adiós al alcohol. Consumir bebidas alcohólicas puede provocar inflamación, poros obstruidos, granos y envejecimiento. Además, deshidrata la piel haciendo que parezca menos brillante y luminosa.

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales