Salud: Cuidado con la retinopatía diabética

Cuando un paciente no hace sus controles, no sigue su dieta ni ejercicios, aparece este mal.

La retinopatía es una de la principales causas de ceguera en el mundo.

La retinopatía es una de la principales causas de ceguera en el mundo.

Hoy se conmemora el Día Mundial de la Diabetes, por eso, es importante que quienes la padecen tomen conciencia de que son propensos a sufrir retinopatía diabética, que causa ceguera irreversible.

Azúcar y ceguera

“La retinopatía diabética es el daño a la retina producto del aumento del azúcar en la sangre (diabetes) que, a su vez, ocasiona daño en las paredes de los vasos sanguíneos y produce hemorragias y microinfartos en la retina”, explicó el oftalmólogo Carlos Wong, vicepresidente de la Asociación Panamericana de Trauma Ocular.

PUEDES VER: La poliomielitis: ¿Sabes cómo prevenirla?

El especialista señala que la retinopatía es una de la principales causas de ceguera en el mundo. “Para poder prevenirla debemos tener controlada adecuadamente la diabetes: medicación, dieta, control de peso y ejercicio aeróbico”.

“Casi todos los diabéticos llegan a desarrollar retinopatía diabética en diferentes grados, el objetivo está en no perder la visión a causa de esto. Si vemos que el daño avanza, la detección a tiempo es clave y puede detenerse el avance con láser o inyecciones intravitreas”, refirió el especialista.

PUEDES VER: Conoce más sobre el cáncer de mama en los hombres

Preste mucha atención a los síntomas

En la fase inicial, uno de los primeros síntomas de esta complicación de la diabetes son los microsangrados en la retina, pero como usualmente no altera la visión pasa desapercibido. La alteración visual como visión borrosa aparece solo cuando se tiene niveles de glucosa por encima de lo normal y en la mayoría de los casos la sintomatología que altera la visión aparece en la etapa avanzada.

Con el paso de los años la mala circulación sanguínea, los sangrados y los microinfartos de la retina dañan de manera progresiva e irreversible esta parte interna del ojo, provocando desprendimiento de retina, hemorragia masiva o pérdida total e irreversible de la visión.

PUEDES VER: ¿Qué vacunas debe colocarse a un niño según su edad?

La crisis del COVID-19 aumenta los casos

El aislamiento y el confinamiento dejó a muchos pacientes sin seguir sus controles médicos de la diabetes, debido a esto los casos aumentaron. “La restricción para conseguir medicinas al inicio de la pandemia, la falta de controles por ausencia de especialistas o por miedo a salir de casa, la falta de tratamientos oportunos, la ansiedad del encierro que lleva a un descontrol en la alimentación, entre otros factores hizo que se incrementen las complicaciones secundarias a la diabetes mal controlada. En los ojos, más catarata y retinopatía diabética”, aseguró el Dr. Wong, del Instituto Oftalmológico Wong.

Los casos de pacientes con retinopatía diabética severa y catarata diabética se incrementaron en más de 20%.

Lazy loaded component
Chaskibet

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales