Sexualidad: Descubre si eres un adicto al cibersexo

El sexo virtual comienza como una curiosidad llegando a desarrollarse como una adicción incontrolable.

Los adictos al cibersexo cambian sufren una alteración de su estado de ánimo

Los adictos al cibersexo cambian sufren una alteración de su estado de ánimo

Lazy loaded component
Redactor: El Popular31 Ene 2020 | 17:55 h

La Asociación para la investigación de las Socioadicciones (España) define al sexo virtual o cibersexo, como la búsqueda de la excitación sexual mediante la conexión online, al chatear con desconocidos, verse por webcam, enviar mensajes instantáneos o por e-mail de sexo explícito. 

 

Sin embargo, según el organismo, resulta complicado diagnosticar una adicción al sexo virtual porque la persona involucrada niega su afición. A pesar de ello, no pueden dejar de manifestar ciertas señales que los delatan como adictos al sexo por internet:

 

LEE MÁS: “Cibersexo” es malo

 

1. Hay un evidente trastorno del estado de ánimo de la persona, quien se vuelve receloso e irritable. Mostrándose exageradamente molesto cuando no se puede conectar a internet. Además, ante los cuestionamientos sobre su actividad en la red se muestra alterada y avergonzada.

 

2. La práctica del sexo en internet lleva a la persona a desarrollar aislamiento de su familia y sus círculos sociales. 

 

3. Otro signo es un cambio drástico en sus hábitos de sueño, prefiriendo trasnochar frente a la pantalla de la computadora o con el smartphone. En consecuencia, presenta ojeras, falta de atención y concentración.

 

Lazy loaded component image

 

MIRA TAMBIÉN: Arrestan a estudiante por tener cibersexo en biblioteca de universidad

 

4. Pierde el interés en conseguir una pareja real, prefiriendo las relaciones virtuales. Una situación contraria es cuando logra excitarse sexualmente al observar por internet como una pareja mantiene sexo en tiempo real o viceversa. 

 

5. A medida que su adicción se hace más fuerte, al grado de lo patológico, es decir que se vuelve incapaz de controlarlo o disimularlo, pierde la percepción de la realidad, afectando su trabajo, relaciones de pareja, vida familiar, aspecto personal, entre otros. 

 

Lazy loaded component image

 

6. En las primeras fases intenta detener su adicción con periodos cortos de abstinencia que no dan resultados, lo que lo frustra y lo hace retomar sus vicios por el cibersexo, que cada vez consume una gran cantidad de su tiempo, ya no solo en las noches.

 

7.  El sexo online lo obsesiona al grado de crear fantasías o anticiparse a sus próximos encuentros con sus parejas online. 

 

Lazy loaded component image
Lazy loaded componentLazy loaded component video recomendado
Lazy loaded component Taboola