Acusación de fraude electoral en Perú es más peligrosa que la de Donald Trump, dice The New York Times

El artículo menciona que las instituciones peruanas son “mucho más débiles, lo que deja al país más susceptible a una agitación, un golpe o un giro autoritario”.

Esta semana, Francisco Sagasti, rechazó el pedido de la fujimorista de solicitar una auditoría internacional sobre los resultados de segunda vuelta.

Esta semana, Francisco Sagasti, rechazó el pedido de la fujimorista de solicitar una auditoría internacional sobre los resultados de segunda vuelta.

Fuente: Composición EP

La acusación de fraude electoral, sin pruebas, realizada por la excandidata presidencial Keiko Fujimori tras las elecciones en Perú no solo han retrasado la proclamación del nuevo presidente, sino que ha “radicalizado elementos de la derecha peruana”, lo cual “podría amenazar la frágil democracia del país”, dice un artículo en The New York Times.

El diario más importante de Estados Unidos afirmó este domingo 4 de julio que el discurso de la lideresa de Fuerza Popular es más riesgoso que la empleada por el expresidente estadounidense Donald Trump en 2020 o por Benjamin Netanyahu, en Israel, este año.

Sin embargo, The New York Times resaltó que, a diferencia de EE. UU. e Israel, las instituciones peruanas son “mucho más débiles, lo que deja al país más susceptible a una agitación, un golpe o un giro autoritario”.

“En la víspera de la votación, circularon noticias falsas en WhatsApp de que los indígenas habían rodeado Lima, lo que implicaba que usarían la violencia si Fujimori ganaba”, indica el artículo de las periodistas Mitra Taj y Julie Turkewitz.

Las autoras también describieron las manifestaciones de los simpatizantes de Fujimori. “Un grupo de jóvenes con chalecos antibalas y cascos marcharon con escudos improvisados pintados con la Cruz de Borgoña, un símbolo del imperio español popular entre quienes celebran su herencia europea”, y también hubo “un hombre mostró lo que parecía un saludo nazi”.

Esta semana, el presidente de la República, Francisco Sagasti, rechazó el pedido de la fujimorista de solicitar una auditoría internacional sobre los resultados de segunda vuelta, que declaran como ganador a Pedro Castillo.

En tanto, los observadores electorales de la Organización de Estados Americanos (OEA) han señalado que los comicios peruanos fueron limpios y sin “graves irregularidades”.

Del mismo modo, Estados Unidos declaró que se trató de “elecciones libres, justas, accesibles y pacíficas”, que constituyeron un “modelo de democracia en la región”.

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales