Médico acusado de asesinar a pacientes COVID-19 para “liberar camas” rompe su silencio

Sin embargo, pese a todas las acusaciones, Carlos Mosca asegura que son "alegatos infundados" y, que no ha suministrado ningún "fármaco letal" a ninguno de sus pacientes. "Soy inocente", dijo.

A penas iniciada la pandemia el sanitario habría administrado fármacos a dos pacientes que tenían coronavirus.

A penas iniciada la pandemia el sanitario habría administrado fármacos a dos pacientes que tenían coronavirus.

Fuente: Clarín - Crédito: Difusión

Como se recuerda, un médico del hospital de Montichiari, en la región de Lombardía (Italia), fue acusado de matar a dos de sus pacientes con coronavirus en marzo del año pasado para "liberar camas", cuando el número de casos positivos a la enfermedad saturó los centros de salud del país europeo.

A poco más de tres meses de que estallará el escandalo, Carlos Mosca, de 47 años, rompió el silencio aún estando bajo arresto domiciliario a pedido de la fiscal Federica Ceschi pues fue "imputado por doble homicidio con agravantes y falsificación".

"Soy inocente", dijo ante la Justicia, según informa Clarín. "Estoy absolutamente sereno", fueron sus primeras palabras tras lo sucedido en marzo del 2020.

De acuerdo, a las investigaciones, a penas iniciada la pandemia el sanitario habría administrado fármacos a dos pacientes que tenían coronavirus y, que resultaron ser letales en los procedimientos de intubación y sedación.

El Popular
PUEDES VER: Mujer de 83 años es voluntaria en su propio hogar de ancianos: "Me gusta ayudar"

​Según la acusación, "Mosca no podía desconocer, por su especialización y conocimientos, que ni el propofol ni, más aún, la succinilcolina (los dos fármacos que supuestamente utilizó) estaban contemplados en los protocolos de sedación para la terapia del dolor".

Entre las víctimas del presunto implicado figuran dos habitantes del municipio de Brescia: Angelo Paletti, de 80, y Natale Bassi, de 61 años. Además, las autoridades investigan otras tres “muertes anormales”, reveló el portal Brescia Today.

De acuerdo, a la Fiscalía de Italia, durante la primera ola del coronavirus, la mayoría de centros hospitalarios estaban colapsados por lo que el doctor habría decidido asesinar a sus pacientes para "liberar camas".

Según la jueza de instrucción, Mosca habría administrado los dos fármacos "no por una ligereza intolerable, imprudencia o como resultado de una inexperiencia inexcusable, sino con plena conciencia de los supuestos de su conducta y con voluntad de matar".

Lazy loaded component image
PUEDES VER: Joven de 24 años tuvo coronavirus dos veces en siete meses: "Ahora sí tengo mucho miedo"

"Los análisis forenses revelaron que dentro de los tejidos y órganos de uno de los muertos había presencia de un fármaco anestésico y de un relajante muscular comúnmente utilizado en la intubación y sedación del paciente que, si se emplea fuera de procedimientos y dosis específicas, puede determinar su muerte", sostiene el medio citado.

En consecuencia, el médico no pusó estos fármacos administrados en la historia clínica por lo que también se le esta imputando "falsificación en un documento público".

Sin embargo, pese a todas las acusaciones, Carlos Mosca asegura que son "alegatos infundados" y, que no ha suministrada ningún "fármaco letal" a ninguno de sus pacientes.

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales