Jaime Ayala: periodista lleva desaparecido 37 años víctima del periodo de violencia en Perú

"Son 37 años de impunidad. Es muy frustrante toda la burocracia que existe en nuestro sistema de justicia. Recientemente cambiaron a unos letrados en el caso de Jaime y es como volver a empezar", dice Rosa Pallqui, esposa del periodista.

Su esposa Rosa Pallqui no se ha cansado de reclamar sanción para los responsables.

Su esposa Rosa Pallqui no se ha cansado de reclamar sanción para los responsables.

Fuente: CVR - Crédito: Crónica Viva

Cada 25 de marzo, se celebra el Día Internacional de Solidaridad con el Personal Detenido y Desaparecido una fecha para tomar medidas de resguardo y protección de todas las personas que han sido secuestradas y asesinadas y, para que situaciones como esta no se vuelvan a repetir.

En Perú, el corresponsal del diario La República, Jaime Ayala, fue víctima de las desapariciones forzadas, torturas inhumanas y ejecución arbitraria por integrantes de la Marina de Guerra, así lo determino la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR).

Esto sucedió en el marco del conflicto armado interno, que enluto al país durante un periodo de 20 años, dejando a miles de personas asesinadas o desaparecidas así como victimas de tortura y violencia sexual o migración forzada.

"Son 37 años de impunidad. Es muy frustrante toda la burocracia que existe en nuestro sistema de justicia. Recientemente cambiaron a unos jueces en el caso de Jaime y es como volver a empezar. La verdad que se ha avanzado muy poco pese a que hay pruebas y testigos. Es triste y doloroso no poder encontrar justicia", lamenta Rosa Pallqui, esposa del periodista, a El Popular.

El Popular

Ayala está desaparecido desde el 02 de agosto de 1984, cuando ingresó al Cuartel de Infantería de la Marina de Huanta en Ayacucho. Esto tras indagar por el asesinato de seis evangelistas y la agresión a su familia pues fue al lugar para pedir explicaciones y nunca salió, pese a que los militares dijeron que se había marchado.

A lo largo de las investigaciones, la CVR recibió un testimonio de un exinfante de la Marina, testigo con clave, quien mencionó que el corresponsal de La República fue descuartizado y después enterrado por orden del comandante "Camión", Álvaro Artaza Adrianzén, ya fallecido y en ese entonces jefe del Destacamento de Infantería de Marina en Huanta.

"Yo no vi específicamente, pero me dicen... luego de eliminarlo había que desaparecerlo, entonces lo seccionan (..) lo entierran en diferentes puntos en el estadio", se lee en el informe de la CVR.

El caso llegó hasta la Comisión Interamericana de Derechos humanos (CIDH) para que el Estado peruano sancione a los responsables y utilice todos los recursos para poder encontrar el cuerpo. Sin embargo, hasta hoy no han podido lograrlo.

Lazy loaded component image

Según Pallqui, estaban próximos a un juicio oral pero por la pandemia todo se ha complicado. "Han pasado muchos años para lograr al fin un juicio oral, luego de que archiven y abran el caso muchas veces, pero por el tema de la pandemia no sé cuanto se avance, si antes era lento ahora no sé", dice.

Fundación de Anfadet

"Desde el 2001 venimos organizándonos con los familiares de los casos que junto la CIDH, todas las familias que no hemos encontrado justicia, sanción a los responsables, ni los cuerpos. Por eso, fundamos ANFADET de la cual fui dirigente por muchos años", dice Rosa a el Popular.

"Con ANFADET hemos logrado muchas cosas, por ejemplo, reabrir casos, que se apruebe la ley de desaparición forzada, una ley para buscar a los desaparecidos, ley de reparaciones, ley de educación para nuestros hijos huérfanos, la ley del SIS para las viudas y los hijos de las victimas", cuenta Pallqui.

Asimismo, "tuvimos una lucha aguerrida y constante por la creación del museo de la memoria, que es el LUM, recorrimos muchas ciudades para buscar a los familiares de las victimas y desaparecidos, como organización priorizamos el tema de memoria y reconocimiento a las víctimas".

Lazy loaded component image

Reparaciones y el Estado

"Yo tengo una lucha de 37 años, lidiar con el Estado es muy difícil porque parece que nos les interesa el tema. Han pasado tantas autoridades que con cada una es como tener que volver a abrir desde cero cada capitulo", explica la expresidenta de ANFADET a el Popular.

"Lo único que queremos de el Estado es una reparación moral y simbólica, que nos ayuden, que les interese el tema de las victimas, reparar el daño que causaron, porque así fue. Y, enterrar su cuerpo, darle una sepultura y que descanse en paz y nosotros tener paz", zanja.

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales