Batalla de Arica y la historia de la inmortal frase de Francisco Bolognesi: “Quemaremos hasta el último cartucho”

“¡Viva el Perú!” Conoce por qué el coronel del Ejército Peruano Francisco Bolognesi es considerado como uno de los héroes más importantes de la patria.

“¡No hay que rendirse! ¡Miserables! ¡Viva el Perú!”, fueron las últimas palabras de Francisco Bolognesi.

“¡No hay que rendirse! ¡Miserables! ¡Viva el Perú!”, fueron las últimas palabras de Francisco Bolognesi.

Fuente: Composición EP
Lazy loaded component

El 7 de junio, el Día de la Bandera, se conmemora en medio de una incertidumbre por los apretados resultados de la segunda vuelta electoral. Para recordar la importancia de este símbolo patrio, y cómo se evitó que caiga a manos del enemigo, a continuación, te contamos como fue este hecho histórico.

El Día de la Bandera se fijó en honor a un nuevo aniversario de la Batalla de Arica, el 07 de Junio de 1880, en el morro de Arica.

En ella, el coronel del Ejército Peruano Francisco Bolognesi, junto a la mayoría de sus jefes, incluyendo al heroico coronel Alfonso Ugarte, murieron defendiendo el honor nacional.

El último cartucho

Ante el estallido de la Guerra del Pacífico en 1879, Bolognesi se reintegró al Ejército con 62 años como Comandante de la Segunda División a cargo de la campaña terrestre del Sur.

Bolognesi participó en la derrota peruana en San Francisco y en la victoria de Tarapacá de ese mismo año. Al año siguiente, asumió el mando de las fuerzas peruanas en el puerto de Arica, que había sido cercado por los chilenos.

El coronel llevaba desventaja no solo por el asedio por mar y tierra por parte del enemigo, sino que se enfrentaba a este con solo 1,500 soldados. Las fuerzas chilenas eran el cuádruple de las peruanas.

En este contexto desfavorable, Bolognesi escuchó el pedido de rendición que le hacía el ejército chileno.

Sin embargo, Bolognesi le dio al emisario chileno un inmortal mensaje: “Tengo deberes sagrados, y los cumpliré hasta quemar el último cartucho”. La respuesta fue ratificada por sus jefes y oficiales.

Lazy loaded component image

Sus últimas palabras

Durante la batalla, el coronel Bolognesi fue herido de bala, hecho que le impidió a levantarse. Sin embargo, a pesar de eso seguía disparando, mientras daba ánimo a su ejército.

Según el soldado peruano del Batallón Artesanos de Tacna, Manuel Salazar, contó que el coronel peruano volteó hacia él y exclamó: “¡No hay que rendirse! ¡Miserables! ¡Viva el Perú!”. El coronel Armando Blondel repitió las mismas frases cayendo muerto instantes después.

El ejército peruano y chileno se trenzaron en bayonetazos. En este contexto, Bolognesi cae desangrado. Esta y la anterior herida fueron los suficientes para dar fin a la vida del coronel Bolognesi.

Poco después de su muerte en el campo de batalla, un oficial de las fuerzas enemigas ordenó “alto el fuego”.

Los restos del coronel del Ejército Peruano fueron traslados a Lima en julio de ese mismo año, donde actualmente descansan en la Cripta de los Héroes del Cementerio Presbítero Maestro.

Lazy loaded component iframe
Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales