Ortografía: cómo usar las comillas inglesas, simples y angulares

¿Utilizas las comillas al redactar? En esta nota te explicamos cómo usar las comillas inglesas, simples y angulares al momento de escribir un texto.

Conoce cómo usar las comillas inglesas, simples y angulares.

Conoce cómo usar las comillas inglesas, simples y angulares.

Fuente: GLR

El uso de las comillas al momento de redactar un mensaje, carta o un documento es muy importante. A pesar del tiempo, hay muchas personas que tienen dudas respecto al empleo de estos signos.

Como sabemos, las comillas son un signo ortográfico doble y en el español hay tres tipos: las angulares o latinas, las inglesas y las simples. A continuación, te explicamos en qué se diferencian y cómo se utilizan.

Las comillas angulares, latinas o españolas (« »)

 La Academia de la Lengua recomiendan usarlos en textos impresos. No son las más accesibles en los teclados y dispositivos

Las comillas inglesas (“ ”)

Lo adecuado es usarlas cuando se desea entrecomillas un texto o una palabra que esté dentro de un texto que ya esté entrecomillado con las angulares. Su uso común es hacerlo cuando se cita a algún autor.

Las comillas simples (‘ ’)

Como su nombre lo dice son simples y no se deben de confundir con las tildes, que es una pequeña raya oblicua.

¿Cómo se usan las comillas?

De acuerdo a la página web de la Fundeu y la Real Academia Española de esta manera se usan las comillas en los textos que estás redactando.

  • Marcar citas textuales

La costumbre al citar citas textuales es darle un sangrado mayor que al resto del texto o colocarlo en cursivas. Sin embargo, también puedes ponerlo entre comillas inglesas.

  • Señalar el carácter especial de una palabra o expresión

Por ejemplo, lo que es vulgar o que se emplea con ironía: He tenido unas vacaciones «durísimas». También cuando se usa una voz perteneciente a otra lengua y no se dispone de letra cursiva: Los bancos alertan del fraude por «phishing». La ortografía académica precisa que, excepcionalmente, en los titulares de prensa pueden emplearse para ese fin las comillas simples: La ‘app’ que obliga a tus hijos a hacer ejercicio.

  • Delimitar la extensión del título de cualquier parte interna de una publicación (un artículo, un reportaje, un cuento, una canción, etc.), sobre todo cuando este título se cita junto al título general de la obra que la contiene (por ejemplo: «La biblioteca de Babel» es un relato del libro Ficciones).
  • Cuando se intercala un comentario del transcriptor de la cita, este debe enmarcarse entre rayas. Un ejemplo: «Es imprescindible —señaló el ministro— que se refuercen los controles sanitarios en las fronteras».
  • Para encerrar, en las obras literarias de carácter narrativo, los textos que reproducen de forma directa los pensamientos de los personajes: «“¡Hasta en latín sabía maldecir el pillastre!”, pensó el padre» (Clarín Regenta [Esp. 1884-85])
  • En obras de carácter lingüístico, las comillas simples se utilizan para enmarcar los significados: La voz apicultura está formada a partir de los términos latinos apis ‘abeja’ y cultura ‘cultivo, crianza’.
Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales