Hilden Salas, ex volante del Melgar: "Ayudo a mi esposa en la panadería"

Estaba Salas dedicado a su academia, pero pandemia paró trabajos.

Hilden Salas  no solo hace los quehaceres en la casa, sino apoya a esposa en su  panadería.

Hilden Salas no solo hace los quehaceres en la casa, sino apoya a esposa en su panadería.

Crédito: Facebook Hilden Salas
Lazy loaded component

De los jugadores del Melgar más reconocidos de las dos últimas décadas, no hay duda de que Hilden Salas tiene un lugar preferente. El Pato, como le dicen todos, tuvo hasta tres etapas en el equipo más reconocido de su tierra y siempre destacó, como también lo hizo en otros cuadros, como Cienciano, Sport Huancayo, José Gálvez, entre ellos, llegando incluso a la selección que ganó la Copa Kirin en el 2005.

Hoy, el Pato, que colgó los chimpunes el 2016, ya está en base 4, y mientras espera pase la pandemia para reabrir su academia de menores, ha decidido poner el hombro –las manos, mejor– en el negocio de su esposa. Pero reconoce que lo suyo es la pelota.

-¿Qué ha sido de tu vida, Pato? ¿Tras tu retiro a qué te dedicas?
-Soy técnico de menores e hice mi academia en Miraflores, aquí en Arequipa, tenía más de 80 niños, pero con esto de la pandemia se paralizó todo.

-¿Y entonces? ¿Ayudas a tu esposa en casa, me imagino?
-Sí. No solo en los quehaceres de la casa, sino también la ayudó en la panadería que tiene.

-¿Eres un experto panadero?
-No, no. Le ayudo en algunas cosas nomás, porque en la preparación no meto la mano. Para eso están los panaderos.

Sus inicios

-¿Dónde naciste?
-Soy natural de Miraflores y estudié en el Colegio José Gálvez. Era una persona bromista y chacotero.

-¿Cuál era tu curso fuerte en el colegio?
-Los que más me gustaban eran Educación por el Arte y Educación Física.

-¿A la par del fútbol?
-Yo juego fútbol desde los siete años, en un campeonato que hizo la policía. Jugaba también todos los campeonatos de primaria y secundaria y sé lo que es campeonar.

-¿Y de qué jugabas?
-Siempre era delantero y me imaginaba que era un crack que brillaba en los equipos de primera y en la selección peruana. Tuve la ocasión de jugar la liga de primera a los 15 años en el equipo de Tingo María y fui considerado el mejor.

-De ahí todo cuesta arriba…
-Me llevaron de refuerzo de la sub-18 de Atlético Universidad de la UNSA y ahí salté al primer equipo. Después pasé por Melgar, fui al Bolito de Tacna y subimos a primera. Mi debut profesional fue el 2002 contra Alianza Atlético de Sullana y perdimos 2-1. El técnico era Puchito Flores.

-¿De entrada fuiste titular?
-No. Recién cuando se lesiona Marco Valencia. En el equipo estaban también Macha Zevallos, Freddy Suárez, Tata Reyes, Cucaracha Montenegro… Teníamos un equipazo.


-¿Y cuándo fue que te comenzaron a decir Pato?
-Pato me dicen desde que jugaba en mi barrio, porque me gustaba jugar en el agua, no vayan a pensar que es por otra cosa, jajajajaja…


-Tu fuerte eran los tiros libres, ¿cómo lograste esa perfección?

-Me quedaba en los entrenamientos 10, 15 minutos más, para alcanzar la perfección.


-¿De qué jugador eres hincha?
-De Juan Riquelme y de Hilden Salas. También del Cholito Sotil, era pícaro, encarador, y en la actualidad Irven Ávila, con quien jugué en Huancayo. Primero, buena persona, y después, buen jugador.


-¿Un gol que recuerdes quizás a los equipos más grandes?
-A Cristal le hice más goles, pero hay un gol que recuerdo que le marqué al Alianza el 2005 jugando en Melgar. Mosquera era nuestro entrenador, él me ayudó mucho y gracias a él fui llamado a la selección. Mi hija ya estaba gateando y mi celebración fue gateando también. Al día siguiente era su bautizo.

La Copa Kirin


-¿También estuviste en la selección?
-Sí, tuve la suerte que el profesor Freddy Ternero me convocara para la Copa Kirin, de Japón, en el 2005, y campeonamos. Luego me convocó para las eliminatorias contra Colombia y Uruguay, pero no tuve oportunidad de actuar.


-¿Qué anécdota recuerdas más de tu carrera en el fútbol?
-Yo jugué hasta el 2016, pero al año siguiente, un periodista reconocido en Arequipa, Alfredo Vallejos, me propuso hacer algo distinto por mi cumpleaños. Jugamos un partido que se denominó Duelo de titanes, entre Los amigos de Waldir Sáenz y Los amigos del Pato Salas. En mi equipo estaban, Rivelinho Carazas, Doi… Y nuestros rivales eran Waldir, Rebosio, Charapa Torres, Cóndor Mendoza, Puchungo Yáñez.

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales