Milagros Moy: “Estoy enamorada, quiero casarme y tener un hijo”

Cuando cupido te tiene en la mira, ya fuiste. Agárrate lo mejor que puedas porque después de ese flechazo, vivirás días felices hasta decir te quise, te quiero y te querré. Como ahora lo está viviendo la mejor jugador de la Liga Nacional de Voleibol, Milagros Moy, y Favio Noce, su novio, también jugador de vóley.

Está muy enamorada de Favio Noce, su novio, también jugador de vóley.

Está muy enamorada de Favio Noce, su novio, también jugador de vóley.

Marco GonzalesFotos: Marco Cotrina

Cuando cupido te tiene en la mira, ya fuiste. Agárrate lo mejor que puedas porque después de ese flechazo, vivirás días felices hasta decir te quise, te quiero y te querré. Como ahora lo está viviendo la mejor jugador de la Liga Nacional de Voleibol, Milagros Moy, y Favio Noce, su novio, también jugador de vóley. 

La pareja se conoció gracias al deporte de la net y terminaron por enamorarse en una fiesta. Aquí su historia de amor. 

—Digamos que gracias al vóley se conocieron.

−Milagros: Bueno, digamos que sí. Pero en realidad, nosotros nos conocimos en una fiesta, gracias a un amigo.

−Favio: A Milagros la conocía ya de vista porque yo también juego vóley. Siempre la veía entrenar y sabía quién era. 

—El destino siempre juega a favor del amor, ¿no?

−Favio: Justo ese amigo me invita a la fiesta, yo no quería ir, pero él me convenció y decido ir porque también iba a ir mi hermano. Al rato, mi amigo me llama y me dice: “Estoy yendo con Mila”. “¿Mila?”, le respondo. No sabía que se trataba de ella; después nos presentaron.

−Milagros: En esa reunión nos la pasamos conversando, nos caímos muy bien. Ya al final, antes de que se acabará la reunión, nos sacaron a bailar a los dos.  

—Entonces, ahí hicieron click.

−Favio: Le mandé un mensaje de texto a mi amigo, le escribí: “Oye, dile a Milagros que me destrozó bailando”. Al rato, ella me responde, que yo tampoco bailaba mal. Desde ahí comenzamos a hablar por el Facebook, el messenger, hasta el día de hoy. Pero pasó algo gracioso esa noche... 

—¿Qué cosa?

−Favio: Justo esa noche, antes de la fiesta, estuve viendo en el Youtube, el video de “Mila juega matagente”, era sobre los mates de Milagros. Por casualidades de la vida o del destino, esa misma noche la conocí. 

—¿Cuánto tiempo llevan juntos?

−Milagros: Ya vamos a cumplir un año. El tiempo se paso rápido. 

—¿Planean casarse?

−Milagros: Sí, ese es uno de nuestros planes. Pero ya de civil, porque yo ya me casé de religioso hace unos años.

−Favio: También hemos hablado del tema, y estamos viendo para más adelante. 

—¿Piensan tener hijos?

−Mialgros: Sí, quiero tener un hijo, pero ahora no, más adelante. Ahora tengo otros proyectos.

−Favio: Sería algo bonito, yo ya tengo mi hijo, pero me encantaría tener otro niño. 

—Si hay alguna discusión, ¿quién cede primero?

−Favio: Somos muy parecidos, acá pasa que uno tiene que ceder porque los dos tenemos el mismo carácter.

−Milagros: Sí, tratamos de comprendernos mucho. Incluso jugamos en la misma posición en vóley, hasta en eso nos parecemos.

Chau, selección 

—Volviendo al vóley, Milagros, ¿qué tal te fue?

−Estoy feliz de volver a jugar en mi país después de 11 años, y de haber campeonado con el equipo de la Universidad César Vallejo, es algo histórico para el club. 

—Después de ser elegida la Jugadora Más Valiosa de la Liga Nacional de Vóleibol, ¿te llamaron de la selección?

−Me dijeron que quieren que regrese, he hablado con el presidente de la Federación y le he dicho que la selección no es mi prioridad porque tengo otros proyectos. Ahora es la oportunidad de las más jóvenes, y yo quiero pensar en la Liga. No me llama la atención pertenecer a la selección. 

—Cuéntanos, ¿por qué renunciaste a la selección?

−En esa época estaba Kim Cheol-Yong, los coreanos entrenan fuerte, yo estaba fuera de ritmo, y en uno de los entrenamientos me lesioné. Regresé a España, y me volvieron a llamar, cuando me presento, Kim me mira con una cara como diciendo: ¿qué hace ella acá? Hablé con Man Boc Park, y me dijeron que no pensaban contar conmigo, solo como cambio de defensa. Por eso decidí renunciar.

Así, Milagros y Favio se miran el uno al otro con esas miradas cómplices que te dicen que, esto es amor. 

Lazy loaded component
Chaskibet

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales