IGP: sistema de alerta temprana de sismos deberá funcionar desde el 2022

Hernando Tavera, presidente ejecutivo de IGP, precisó que el sistema ayudará en el aviso de movimientos telúricos con segundos de anticipación en la zona costera. Mencionó que el 70 % de las viviendas de Lima son informales.

Carlos Zavala, director de Cismid, alertó que el 70 % de las viviendas en Lima son de construcción informal.

Carlos Zavala, director de Cismid, alertó que el 70 % de las viviendas en Lima son de construcción informal.

Crédito: La República.

El presidente ejecutivo del Instituto Geofísico del Perú (IGP), Hernando Tavera, estimó que para el primer trimestre del 2022 estaría empezando a operar el Sistema de Alerta Sísmica Peruano (SASPe), que permitirá avisar con segundos de anticipación un movimiento telúrico, a fin de evitar tragedias producidas por este tipo de eventos.

Según precisó Tavera, el sistema de prevención sísmica tendrá diversos ensayos antes de su funcionamiento al 100 %. Además, la población estará preparada para su bien uso, así como viene ocurriendo en México.

Asimismo, mencionó que el SASPe requiere de la instalación de sensores que deberán ser colocados a lo largo de la zona costera para que puedan registrar las ondas de un posible temblor y evalúen la intensidad de esta. En caso el seísmo sea superior a 5.0, el sistema enviará una señal de radio que activará las sirenas y transmitirá una alerta, a fin de que la ciudadanía tenga un margen de tiempo para tomar las medidas preventivas.

“Los segundos dependerán de qué tan cerca estemos del sismo. Si funcionaba el 2007 (terremoto de Pisco), la alerta hubiera llegado en orden de 30 segundos. Para el del martes, en Mala, hubiera llegado en unos 4 o 5 segundos”, mencionó el titular de IGP.

Por otro lado, indicó que si bien la implementación de este sistema viene siendo planteada desde hace casi cuatro años, la ejecución de este proyecto, presidida por IGP y Defensa Civil, se encontraba prevista para el 2020 y 2021. Hasta el momento tiene un 60 % de avance con la instalación de sensores en las islas San Lorenzo y Hormigas, el Morro Solar y Chancay, de las 106 que deberá ser colocadas en la costa.

“Ahora estamos trabajando en Ica, Áncash, Arequipa, Lima”., añadió.

Por su parte, el director de preparación de Indeci, Miguel Yamasaki, comentó que “esperamos que el 28 de julio podamos inaugurar –de forma simbólica– la primera sirena en Lima metropolitana” de los 114 sirenas que deberán ser colocadas en la misma cantidad de distritos de Tumbes a Tacna, en la que ayudará en la prevención de 10 mil familias.

Asimismo, aseveró que para el simulacro familiar de este martes 29 usarán un sistema diferente al SASPe denominada Sistema de Mensajería de Alerta Temprana de Emergencias, el cual envía la información correspondiente a través de mensajes de texto al celular. Además de ello, también habrá un sistema de alerta de tsunami que esperan sea finalizado este año.

Informalidad en viviendas

Luego del fuerte sismo en Lima, el cual tuvo como epicentro el distrito de Mala, provincia de Cañete, las autoridades locales reportaron daños materiales en 13 distritos de la capital, sobre todo en la zona costera. Frente a ello, el alcalde de Lima, Jorge Muñoz, dispuso el cierre momentáneo de la Costa Verde en caso se de un nuevo sismo. Aseguró que “Hay más de 1.000 viviendas que tienen riesgo en la zona céntrica de Lima”.

Según alertó el Centro Peruano Japonés de Investigaciones Sísmicas y Mitigación de Desastres (Cismid) de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), las viviendas de los distritos de Chorrillos, Villa El Salvador, San Juan de Lurigancho, Villa María del Triunfo; sectores de San Juan de Miraflores, Comas, Ventanilla y Carabayllo, así como Chosica y la zona monumental del Callao, son más propensos ante los movimientos telúricos y podrían dejar un saldo enorme de víctimas en caso suceda un desastre natural de mayor magnitud.

“Esto se da por la informalidad o antigüedad de la construcción. También porque la población está asentada en zonas no aptas. Hay suelos más peligrosos, blandos o flexibles con contenido de agua subterránea”, añadió el director de la institución, Carlos Zavala.

Asimismo, refiere que más del 70 % de viviendas en Lima son informales. “Si uno está cerca del mar, en suelo flexible y casa informal, lo más probable es que tras un sismo haya grandes daños y se tenga que gastar mucho para reponer la vivienda”.

Lazy loaded component image

Según un reporte de Indeci en abril, un sismo de 8.0 de intensidad con epicentro en el mar, a 33 kilómetros del Callao, dejaría como saldo más de 200 mil casas destruidas y 300 mil viviendas con graves deficiencias en Lima, por lo que, de acuerdo a Zavala, el nuevo gobierno tendrá la tarea de capacitar a las autoridades locales en gestión y ordenamiento territorial, con el objetivo de que posteriormente los propietarios de viviendas informales sean asesorados para reforzar sus viviendas.

Lazy loaded component image
Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales