La vez que los Crousillat sometieron a América TV para favorecer a la re-reelección de Fujimori

Bajo un oscuro contrato, José Francisco Crousillat y Vladimiro Montesinos establecieron cláusulas que permitían beneficiar al régimen dictatorial, a fin de perpetuarse en el poder del Estado.

José Francisco Crousillat y Vladimiro Montesinos establecieron cláusulas que permitían beneficiar al régimen dictatorial a fin de que Alberto Fujimori pueda perpetuarse en el poder del Estado.

José Francisco Crousillat y Vladimiro Montesinos establecieron cláusulas que permitían beneficiar al régimen dictatorial a fin de que Alberto Fujimori pueda perpetuarse en el poder del Estado.

Crédito: Composición: El Popular

Finalizado los 10 años de gobierno autoritario, Alberto Fujimori mantuvo sus intenciones de continuar en Palacio de Gobierno y decidió postular nuevamente en una fraudulenta re-reelección que le permitía continuar con sus planes de perpetuarse en el poder. Esto, hasta que se difundió el primer video Kouri - Montesinos, donde se evidenciaba el oscuro movimiento del régimen fujimontesinista que tuvo el respaldo de gran sector del empresariado peruano y el apoyo de los medios de comunicación.

Respecto a esto último, el reconocido periodista peruano Edmundo Cruz publicó un artículo que recuerda uno de los pasajes más siniestros en las que caminó Fujimori Fujimori para sentarse en el sillón presidencial durante cinco años más.

A través de su entonces asesor Vladimiro Montesinos Torres, la dictadura buscaba inclinar la balanza en la opinión pública y no tuvo mejor idea que hablar con José Francisco Crousillat Carreño, quien entonces era representante de uno de los medios más importantes del país: América Televisión.

A solo meses de llegar al año 2000, en noviembre de 1999, Montesinos Torres, quien sería llamado como "El Contratacante" y Crousillat Carreño, como "El Canal", -para mantener la clandestinidad- firmarían un oscuro contrato que buscarían la impunidad a como de lugar. Según recuerda Cruz, en aquel escrito, firmado por ambos, establecía una serie de cláusulas que el hombre de confianza de Fujimori dispuso para llevar a cabo el plan que más adelante llevaría a los Crousillat a prisión.

"En el documento solo se menciona que se evita dar con su identidad 'por razones estrictamente de confidencialidad'. Y se agrega que esta omisión 'no enerva el valor legal de este documento'”, escribe el periodista que dio a conocer el caso a través de La República.

Lazy loaded component image

El oficio, cuya vigencia fue fijada desde el 7 de noviembre de 1999 al 9 de abril de 2000, dispuso que América Televisión “recibirá la suma de un millón quinientos mil dólares americanos (US$ 1’500,00.00), monto que le será entregado dentro de los cuatro primeros días hábiles de cada mes y por el cual se firmará el recibo pertinente”.

Lazy loaded component imageLazy loaded component image

Además de ello, establecía las obligaciones del medio de comunicación a cambio de la millonaria suma, con el único objetivo de asegurar la nueva elección de Alberto Fujimori y, a la vez, la impunidad. Estas fueron las siguientes:

  • No admitir ni pasar ninguna propaganda política directa o indirectamente, a menos que sea dispuesta por “El Contratante”.
  • No pasar avisos políticos de ninguna índole de los candidatos a la Presidencia de la República, el Congreso de la República o a cualquier cargo en la Campaña Electoral para el año 2000, a menos que “El Contratante” lo solicite explícitamente.
  • No promover directa o indirectamente la imagen de ninguna agrupación política, partido movimiento político ni de sus dirigentes o representantes sin la aprobación por escrito de “El Contratante”.
  • No hacer ni pasar entrevistas, debates ni reportajes a candidatos a la Presidencia y/o Congreso de la República sin la aprobación escrita de “El Contratante”.
  • No emitir ningún otro programa con contenidos que reflejan explícita o implícitamente a temas políticos sin que estos sean aceptados y/o aprobados por “El Contratante”.
Lazy loaded component image

Asimismo, existen términos en el contrato que condicionaban la dirección de cada programa periodistico del canal:

  • Propalar noticieros en sus horarios habituales de lunes a sábado y sacar al aire un programa político los días domingos en el horario de las 20.00 horas, empezando la primera quincena del mes de enero del año 2000, cuyo contenido y titulares serán coordinados y aprobados por “El Contratante”.
  • Revisar diariamente con “El Contratante” el contenido de todos los titulares y todos (los) programas noticiosos antes que estos sean propalados a nivel nacional, debiendo incorporar las observaciones que “El Contratante” considere necesarias así como incluir los temas que éste decida en dichos noticieros.

Laura en América

Como se recuerda, Laura en América, conducido por la abogada Laura Bozzo, también fue utilizada para dar publicidad al ahora reo en la Diroes. "Durante cada emisión del Programa “Laura en América”, “El Contratante” dispondrá del tiempo que sea necesario para desarrollar los contenidos que estime conveniente", señala el contrato.

Lazy loaded component image

Además, Montesinos dejó reglas estrictas para controlar las opiniones de quienes eran contratados por el medio; el cual debía “responder por las declaraciones que emita su personal a través de otros medios informativos, televisivos o radiales que no sigan los lineamientos del presente contrato”, indicaba la cuarta cláusula.

“‘El Contratante’ podrá ejercer durante la vigencia de este contrato, el derecho de veto sobre la participación de cualquier comentarista o periodista del canal”, decía la octava cláusula que evidenciaba el sometimiento del canal al catalogado como el séptimo presidente más corrupto del mundo.

Finalmente, por este contrato, José Francisco Crousillat y su padre José Enrique Crousillat, fueron sentenciados por la venta de la línea editorial de Canal 4 América Televisión al régimen dictatorial de Fujimori y Montesinos.

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales