Brigadista denuncia negligencia médica en Hospital Almenara tras disparo de bomba lacrimógena

Roberto Cano fue herido en la pierna izquierda por una bomba lacrimógena durante la marcha nacional. Dentro del hospital le mencionaron que tenía una lesión menor cuando presentaba una fractura.

Tras el impacto de la bomba lacrimógena en la pierna izquierda por parte de la Policía, fue trasladado al Hospital Guillermo Almenara

Tras el impacto de la bomba lacrimógena en la pierna izquierda por parte de la Policía, fue trasladado al Hospital Guillermo Almenara

Fuente: GLR - Crédito: Antonio Melgarejo/GLR
Lazy loaded component
Redactor: Danitza Lujan
17 Nov 2020 | 9:10 h

Roberto Carlos Cano Contreras formó parte de la Brigada Voluntaria el sábado 14 de noviembre durante la marcha en contra del gobierno de facto de Manuel Merino de Lama. Su labor como voluntario se desarrolló brindando primeros auxilios a los heridos a causa de la represión de los agentes policiales, quienes dispararon de manera indistinta perdigones y bombas lacrimógenas.

El disturbio se dio en el cruce de la avenida Nicolás de Piérola y el jirón Azángaro mientras los miembros de la brigada voluntaria se encontraban al tanto de los ciudadanos que necesitaban ayuda por la represión policial que comenzaba a incrementar cada vez más.

PUEDES VER: EsSalud confirma primer muerto tras manifestaciones contra Manuel Merino

"Detrás de nosotros salió una bomba lacrimógena, empezaron a lanzar varias de diferentes lugares. Empezamos a avanzar y vimos a dos personas que estaban en el suelo, entonces un grupo de cuatro de nosotros nos acercamos, quedando casi frente a los policías, a una distancia aproximada de 20 metros", señala.

Durante toda la marcha menciona que portaron cascos blancos con cruces rojas para ser rápidamente identificados; sin embargo, cuando se acercaron a auxiliar a estas dos personas, levantaron las manos frente a los policías mencionando que eran brigadistas pero aún así hicieron caso omiso del trabajo que venían realizando.

PUEDES VER: Confirman primer muerto por represión policial en marcha contra Manuel Merino

"En ese momento me disparan una bomba lacrimógena. La bomba me hizo saltar e instantáneamente me rompió la pierna. Mis amigos me ayudaron a pararme, quise seguir avanzando pero me caí porque me dolía", relata.

Pese a que se encontraba en el suelo rodeado de sus compañeros de la Brigada Voluntaria, quienes portaban polos blancos y cascos del mismo color con cruces rojas, los policías continuaron disparando gases lacrimógenas que generan un efecto asfixiante a todo aquel que se encuentre cerca.

Negligencia en el Hospital Guillermo Almenara

Roberto Cano llegó al Hospital Guillermo Almenara alrededor de las 10 p. m. donde lo atendieron rápidamente en el área de Emergencias. Al ingresar le realizaron un ecografía. El médico de turno le indicó que no tenía sangrado arterial y lo enviaron por medicinas. Sin embargo, la intensidad punzaba su pierna con una sensación que se incrementaba conforme pasaban las horas.

El dolor hizo que pidiera la toma de una placa. Esperó durante la madrugada para saber cuál era el resultado donde obtuvo como respuesta una "lesión menor" y una receta de paracetamol y amoxicilina, medicinas que se usan para el tratamiento de pacientes con covid-19.

PUEDES VER: Defensoría del Pueblo llega al Hospital Almenara tras confirmarse primera muerte en marcha

"Regresé y me atendió otro doctor. Le pregunté si podían sacarme una placa. No me la mandaron, yo la pedí. Regresé al consultorio cuando la radiografía ya estaba en el sistema y el médico que me atendió inicialmente me leyó el resultado e indicó que era una lesión menor".

Frente a esta respuesta, Cano le pregunta nuevamente si no era necesario que le colocasen un yeso porque veía una "rajadura" en la placa, a lo que el médico le mencionó que no. Al llegar a casa, sin ningún tipo de protección en la pierna que había sufrido la lesión, el malestar continuaba pese a las medicinas recetadas.

Lazy loaded component image

La incomodidad en la pierna izquierda continuaba por lo que el lunes 16 de noviembre se dirigió a la clínica San Judas Tadeo con las imágenes de la radiografía tomadas en el Hospital Guillermo Almenara. El médico que lo atendió le indicó que presentaba una fractura.

De acuerdo al análisis de la radiografía, el hueso muestra una fractura de dos porciones del lado interno de la tibia, lo cual necesitaría alrededor de 6 meses de inmovilización con yeso y dos meses más para la recuperación completa.

PUEDES VER: Joven detenida por imprimir afiches para la marcha nacional fue desnudada en la Dirincri

Cabe mencionar que EsSalud informó el 15 de noviembre, a través de un comunicado oficial, la lista de pacientes heridos donde aparece el nombre de Roberto Carlos Cano Contreras.

Lazy loaded component image

Este diario se comunicó con el Hospital Guillermo Almenara para escuchar su versión respecto a la negligencia médica cometida con Roberto Cano; sin embargo, no quisieron brindar declaraciones mencionando que no podían pronunciarse por un paciente que ya había sido dado de alta.

Lazy loaded component
Lazy loaded component Taboola