Chicas se desnudan para incentivar la lectura en Nueva York (fotos)

Chicas incentivan la lectura con 'topless' en Central Park de Nueva York

Chicas incentivan la lectura con 'topless' en Central Park de Nueva York

Lazy loaded component
Redactor:

Promover la lectura es uno de los desafíos más grandes que afronta actualmente el planeta, con una sociedad cada vez más arraigada en los medios del entretenimiento y las redes sociales usadas con fines más de ocio que de información.Es por ello que el club literario “The Outdoor Co-Ed Topless Pulp Fiction Appreciation Society” (OCETPFA) se dio cita durante el fin de semana en el Parque Central de Nueva York para fomentar la lectura de una forma poco inusual, pero legal, semidesnudos.Este grupo comenzó dicha práctica hace algunos años y sus miembros se han reproducido a través de los últimos años bajo un mismo lema, “hacer la lectura sexy”. En la actualidad las leyes de la ciudad de Nueva York permiten lostoplesstanto a hombres como a mujeres.Los miembros de OCETPFA se concentran mayormente en la literatura barata (pulp). El término “pulp” es un término popular que hace referencia a un formato de encuadernación en rústica, barato y de consumo popular, de revistas especializadas en narraciones e historietas de diferentes géneros de la literatura de ficción.La mayoría de los miembros de OCETPFAS son chicas, aunque también hay chicos. Algo sorprendente teniendo en cuenta que en este club se sacan fotos mientras se lee o debate para después subirlas a Internet.Podría parecer otro ejemplo de exhibicionismo 2.0, pero la misión de estas lectoras es demostrar la máxima “Reading is sexy” de una forma radical: “No es más difícil tratar de leer en el parque con mujeres en topless que hacerlo con hombres sin camiseta, quienes pueden ser igual de atractivos, sexis y distrayentes”, explica A. Andrews fundadora del grupo.Resulta que estas "ratas de biblioteca" son sexis, atrevidas, salvajes, y además se muestran desnudas ante el mundo aunque dejan muy en claro que lo que buscan es promocionar la lectura, no sus cuerpos, y disfrutar colectivamente de sus derechos y libertades.Como era de esperar, esta iniciativa ha llamado la atención en la red y en los medios de comunicación, pero desde que se fundó, OCETPFAS no ha parado de crecer como comunidad física y online: “A veces algún transeúnte nos lanza una mirada sucia, pero la mayoría de veces la gente se muestra entusiasta y nos dice que somos inspiradoras”.Para Andrews, la lectura es un goce, y también lo es la desnudez y el solecito. Ambos sexos deben poder disfrutarlas a la vez.

Lazy loaded component

Actualidad

Espectáculos

Mundo

Virales